Nuestro proceso de elaboración

Nuestras recetas de panes artesanales requieren un trabajo de investigación previo. El proceso de elaboración de nuestros panes ha ido evolucionando con el tiempo. Sin embargo, siempre ha conservado las cinco etapas principales y necesarias para elaborar cada pieza: Pesado de ingredientes, la etapa de Amasado, de Formado, la Fermentación y el Horneado.
Nuestras recetas de panes artesanales
Nuestra masa madre de espelta

Nuestra Masa Madre de Cultivo

Nuestra masa madre de cultivo está presente en todos nuestros panes. Es nuestra obra maestra y es la joya de la corona. Con ella, conseguimos que nuestros panes sean más digeribles y más saludable, mejorando las propiedades organolépticas del mismo.

Nuestras levaduras salvajes y bacterias lácticas hacen una función importantísima siempre acompañadas por 24 horas de fermentación y de los cereales más digeribles. El índice glucémico baja a la vez que se degrada el gluten, haciendo que nuestro pan sea apto para intolerantes y diabéticos.

Los ingredientes de Vélez

Obtenidos de diferentes lugares del mundo

Para crear cada pieza de forma única y especial, El Horno de Vélez se transforma en un auténtico laboratorio. Experimentamos con todo tipo de ingredientes para conseguir la mezcla perfecta. Creamos nuestro pan artesano en Sevilla, cuna de grandes civilizaciones de las que hemos aprovechado algunos de sus ingredientes más característicos en nuestras recetas.

Todos nuestros ingredientes son funcionales que cumplen una misión. Los estudiamos y vemos cómo reaccionan para conseguir que nuestro pan sea más saludable.

Cereales

Tales como el Centeno, Tritordeum, Emmer, Kamut, Eirkorn, Freekeh o la Espelta. Distintas variedades de trigo como el Trigo Eco, el Trigo Chamorro, el Trigo Negrillo, el Trigo Candeal o nuestro Trigo Duro. También trabajamos con otros cereales como el Recio de ronda o el espectacular Bon Pain.

Especias

Como la Cúrcuma, el comino, el clavo y otras hierbas aromáticas como el hinojo o el orégano que le aportan matices espectaculares a nuestros panes

Matices

Originales de la Época Romana como el Garum, de Corea como el Kimchi, el Golden Milk indio, el Matcha de Japón o la Cibatta italiana